Un pueblo en lucha para habitar sus tierras y espacios sagrados, por Claudia Korol

https://www.pagina12.com.ar/516501-un-pueblo-en-lucha-para-habitar-sus-tierras-y-espacios-sagra

Compartimos la nota escrita para Página 12 por nuestra compañera Claudia Korol, integrante de Pañuelos en Rebeldía y Feministas del Abya Yala.

La machi Betiana de regreso al Rewe!

Libertad a las presas políticas mapuche!

Justicia por Rafael Nahuel, Elías Cayicol Garay Iem y Santiago Maldonado!

Dejen de perseguir, violentar, judicializar y criminalizar al pueblo mapuche!

Las tierras robadas serán recuperadas!

Desmilitarización del territorio mapuche, YA!

Santiago Maldonado, PRESENTE!

Santiago Maldonado se movilizó a Pu Lof en Resistencia Cushamen, en solidaridad con la comunidad Mapuche que exigía la libertad del Lonko Facundo Jones Huala.


✊🏾 Seguimos exigiendo Memoria verdad y justicia por el compañero Santiago Maldonado.

🔥 Juicio y castigo YA a los responsables materiales e intelectuales de su crimen.
 ¡Justicia por Santiago!


🌹Poesía para Santiago de Liliana Bodoc.🌹


Poema adolorido por Santiago

Hoy me despertó el alma.

Anochece, me dijo.

Se pone oscuro mientras hacés fiaca.

Si corrés, llegás antes que la lluvia.

Llevate por delante las frazadas, escupite las manos y salí con medio pie descalzo.

Pero es ahora, antes de que nazca y le pongan un nombre.

Vestite con tu sombra, improvisá un espejo.

Pero corré. Si corrés, llegás antes que la muerte.

Antes de que crezca como un gorrión de montey se deje la barba.

Llegá para besarlo como un hijo, un amante, un hermano.

Tu instante de tardanza es su martirio.

Así que levantáte, ignorá los escombros de tu cuerpo, atropellá el café que se te pone enfrente, y arrancá para el sur.

Donde sea que esté habrá una luz naciente, una señal del cielo, un grito de la tierra.

Donde sea, en la vida o en la muerte, Santiago está esperando.

Anochece, me dijo. Se pone oscuro mientras hacés fiaca.

Si corrés, llegás antes que la lluvia.

Llevate por delante las frazadas, escupite las manos y salí con medio pie descalzo.

Pero es ahora, antes de que nazca y le pongan un nombre.

Vestite con tu sombra, improvisá un espejo.

Pero corré. Si corrés, llegás antes que la muerte.

Antes de que crezca como un gorrión de monte y se deje la barba.

Llegá para besarlo como un hijo, un amante, un hermano.

Tu instante de tardanza es su martirio.

Así que levantáte, ignorá los escombros de tu cuerpo, atropellá el café que se te pone enfrente, y arrancá para el sur.

Donde sea que esté habrá una luz naciente, una señal del cielo, un grito de la tierra.

Donde sea, en la vida o en la muerte, Santiago está esperando.