La historia me absolverá

La madrugada del 26 de julio de 1953, 45 jóvenes armadxs con fusiles precarios, decidieron tomar el cuartel de Moncada, una fortaleza militar cubana para forzar la caída de la dictadura de Fulgencio Batista. Aunque la expedición fracasó y lxs rebeldes fueron capturadxs, es un hito imprescindible en la historia revolucionaria de abya yala. Algunxs de lxs rebeldes, ente ellxs Fidel Castro, Haydee Santamaria, Melba Hernandez, Raul Castro y Abel Santamaría volvieron para integrar el Ejército Rebelde bajo el nombre de «26 de Julio» y cumplir el sueño de la revolución que triunfó en Enero del 59.

El 26 de julio es emblema de la pedagogía del ejemplo, de la pregunta y de la esperanza. A partir de esta experiencia, el pueblo aprendió que se podía enfrentar a la dictadura, que la utopía era posible y aprendieron, a partir de los errores, a mejorar tanto las tácticas de combate como las estrategias políticas.

En octubre, al realizarse el juicio a los detenidos por el asalto, Fidel Castro realiza un alegato oral que posteriormente será plasmado en el libro «La historia me absolverá». Este es un análisis de la situación de la isla, un claro mensaje al pueblo cubano, una invitación a construir la revolución posible.

Compartir los aprendizajes de una experiencia frustrada que se convirtió en antesala de la revolución Cubana en clave de Pedagogía del Ejemplo es una necesidad para quienes queremos seguir multiplicando el sueño de la revolución permanente.

A 67 años de esta gesta que cambió completamente la historia del continente, es imprescindible volver a leer las palabras de Fidel y, sobre todo, a encender la esperanza que alimente las rebeldías que necesitamos.

Y junto a Fildel y el Che decimos ¡Hasta la victoria siempre!


Descargalo acá:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *