24 De Marzo 2021 – ¿Por qué marchamos?

Nunca Más golpes de Estado en Abya Yala.

Justicia por las/los 30.000 compañeras/os detenidas/os desaparecidas/os, por las/los miles de asesinadas/os por el terrorismo de estado, por las niñas y niños robados –hoy adultxs que siguen con su identidad enajenada-, por quienes sufrieron prisión, exilio, distintas formas de represión y pérdida de derechos. Que se abran los archivos de la dictadura. Que digan dónde están y que paso con las personas nacidas en cautiverio.

Verdad y Justicia por Julio López y Silvia Suppo, testigos de los crímenes de lesa humanidad asesinadxs “en democracia”.

Cárcel común y efectiva a todos los militares, policías y civiles cómplices de la última dictadura militar.

Iglesia y Estado asuntos separado. Basta de pagar a los curas cómplices de la dictadura, responsables de la bendición a los golpes y vuelos de la muerte.

No al pago de la deuda, ilegal y fraudulenta contraída a partir de la dictadura. ¡Plata para educación, urbanización y salud! No para el FMI. Libres y desendeudadas nos queremos.

Que se reconozcan como crímenes de lesa humanidad las violaciones a mujeres en campos de concentración. Que los crímenes de ayer y de hoy, sobre nuestros cuerpos sean considerados crímenes de lesa humanidad. Gobierne quien gobierne: nuestros cuerpos no son territorios de conquista.

Justicia por lxs pibxs desaparecidxs y asesinadxs en los barrios y villas, y en las resistencias populares, como Luciano Arruga, Facundo Astudillo Castro, Darío Santillán, Maxi Kosteki, Santiago Maldonado, Facundo Rivera Alegre, Franco Casco, Bocacha Orellano, Pichon Escobar, David Moreno, Pali Alcorta, entre muchxs otrxs. Basta de gatillo fácil. Basta de criminalizar la pobreza y la protesta. Basta de matar a pibxs en nuestros barrios.

Justicia para las jóvenes desaparecidas por las redes de trata y explotación sexual. Basta de desaparecer a las pibas. Desmantelamiento YA de las redes de trata.

Ni una menos. Basta de femicidios, lesbicidios, travesticidios y transfemicidios. El Estado es responsable. Basta de complicidad judicial y policial con la violencia patriarcal.

Justicia para las víctimas del terrorismo de estado en todo el continente. Libertad a las presas y presos políticos del Abya Yala.

Basta de genocidios, ecocidios, feminicidios en el Abya Yala. No a las políticas extractivistas de destrucción de la naturaleza y saqueo de los bienes comunes. Basta de perseguir a los pueblos originarios, que cuidan el territorio y la memoria ancestral. Basta de perseguir, violentar y asesinar a lxs defensorxs de la tierra, de los bosques y del agua.

Justicia para Berta Cáceres y todxs lxs asesinadxs en el golpe de estado en Honduras. Basta de presionar a las poblaciones para expulsarlas de sus territorios, y empujarlas a la migración forzada. Basta de criminalizar y perseguir al pueblo garífuna, y en particular a lxs integrantes de OFRANEH (Organización Fraternal Negra de Honduras). Libertad a los presos de Guapinol. Basta de perseguir a COPINH. ¡Berta Vive! ¡Copinh sigue!

Justicia para las víctimas de la Masacre de Curuguaty en las jornadas previas al golpe de estado en Paraguay. Justicia para las niñas argentinas Lilian Mariana y María Carmen Villalba. Aparición con vida de Lichita (Carmen Elizabeth Oviedo Villalba). Libertad a Laura Villalba. Basta de criminalizar al movimiento campesino e indígena en Paraguay.

Justicia para las víctimas de las masacres de Senkata y Sacaba en el golpe de estado en Bolivia. Memoria Verdad y Justicia para Sebastian Moro, periodista argentino asesinado durante el golpe de estado.

Justicia para las víctimas de la represión en la revuelta de Chile. Libertad a lxs presxs mapuche y a lxs presxs de la revuelta.

Justicia para lxs luchadores políticos y sociales en Colombia. Ser líder social no es delito.

Solidaridad con la rebeldía del pueblo de Haití. Basta de represión.

Solidaridad con el pueblo de Brasil, frente a un gobierno fascista, xenófobo, racista, responsable de miles de muertes –especialmente de jóvenes negrxs y de mujeres empobrecidas- en los últimos años. Abrazamos al Movimiento Sin Tierra de Brasil, y a las organizaciones populares que levantan la resistencia frente a las políticas represivas acrecentadas después del golpe de estado. Justicia por Marielle Franco.

Solidaridad con los pueblos indígenas, campesinos, con las mujeres de Guatemala expulsadas de sus territorios. Que se garantice el derecho de Lolita Chávez de regresar a su país. Justicia para las niñas de Guatemala. Libertad a lxs presxs políticxs.

Basta de perseguir al pueblo Mapuche. ¡Justicia por Rafa Nahuel! Libertad al lonko Facundo Jones Huala. Libertad a los presos mapuche en el estado chileno. Basta de perseguir al pueblo qom y a los pueblos originarios en el noroeste argentino.

¡Basta de racismo! Solidaridad con los pueblos negros y afrodescendientes, que siguen resistiendo pese al sometimiento, la invisibilización y el blanqueamiento cultural que este sistema impone. Solidaridad con lxs migrantes de ayer y hoy. ¡Migrar no es delito! Solidaridad de los pueblos sin fronteras.

Juicio a los dictadores de ayer y de hoy: tenemos más de 100 razones para juzgar a Erdogan, presidente fascista de Turquía Erdogan, responsable de crímenes de mujeres kurdas, del pueblo kurdo y del pueblo turco.

No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos

Equipo de Educación Popular Pañuelos en Rebeldía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *